Dos libros de NOCTURNA

Hoy he subido al canal un vídeo donde hablo de los dos últimos libros que me he leído, que coincide con que los dos son de NOCTURNA EDICIONES. En él os hablo por encima encima de lo que me han parecido y el por qué de esa opinión. Ojalá me hubiesen llenado un poquito más.

Si alguien quiere leer las reseñas, dejo los links también aquí abajo.

Orgullo y prejuicio

Libro: Orgullo y Prejuicio | AutorJane Austen

IMG_20150608_092221

Algunos ya sabrán de las ganas que tenía de leerme este libro y no fue otra cosa sino la propia película la que me dio ganas de hacerlo. Por supuesto que conocía el nombre de la famosa Jane Austen, pero nunca había leída nada de ella. Ni siquiera había visto ninguna de las películas basadas en sus libros -salvo una vez que vi una con una amiga, Reyes-. Pero una tarde, de canal en canal, tropecé con Orgullo y Prejuicio recién empezada, y me enganchó de tal forma que la volví a ver durante dos días después.

Entonces supe que me leería el libro, y una vez adquirido y leído, cuál ha sido mi sorpresa al encontrar en él fragmentos IDÉNTICOS a los de la película. Conversaciones sacadas con exactitud de los diálogos de la novela. Me he sentido genial encontrando esas partes a lo largo de toda la lectura, ¡y no han sido pocas!

Obviamente, es una lectura -a mi parecer- más pesada de lo habitual, debido a la época en la que está escrito. Hay párrafos que una servidora ha tenido que releer unas cuantas veces hasta lograr comprender el significado. Y no me refiero a expresiones o palabras muy rebuscadas, sino a la forma de expresar una idea teniendo en cuenta el decoro que profesa todo en esa época.

Lo único que me ha sorprendido negativamente han sido errores en la traducción del libro. Es decir, que me he topado en un libro como éste con errores tan naturales como un nombre incorrecto.

Por último diré que es la primera vez que prefiero la película al libro. Imagino que se debe a que una vez una ya conoce todos los acontecimientos, esperar a que lleguen en el libro puede resultar un poco tedioso. Pero en defensa del libro diré que también es la primera vez que veo una película y después me leo el libro. Creo que nunca más lo haré de tal forma, pues siempre he preferido los libros.

Me está costando escribir esta crítica sin sacar a relucir los términos y expresiones que se dan a lo largo de toda la novela. Hay que ver lo bien que sienta leer cosas de todas las índoles.

Y ya sin más me despido, mostrándoos la versión de la película que yo vi -ni qué decir tiene que me enamoré de los actores-.

orgullo-y-prejuicio

La música del Silencio

Libro: La música del silencio | AutorPatrick RothfussIMG_20150507_105953

Tenía muchas ganas de escribir acerca de mi opinión sobre La música del silencio. Un libro que me regalaron las pasadas navidades y que tenía muchas ganas de leer. Si habéis estado leyendo mis opiniones anteriores, tratan de Patrick Rothfuss, que es también el autor de este libro, o relato, como queramos llamarlo.

He tenido sentimientos encontrados respecto a él, desde el primer día que empecé a leerlo. De hecho, lo había dejado abandonado hacía meses, aún sabiendo que quería acabármelo, y no ha sido hasta hace unas semanas que lo pillé por banda y le dije: te voy a leer, y punto. 

Como bien anticipa ya el autor en el prólogo, no es un libro cualquiera. Nada a lo que estés acostumbrado a leer, y además citaré unas palabras textuales:

Si amas las palabras, los misterios y los secretos (…) Pues bien, entonces este libro quizá sea para ti.

He hecho especial hincapié en la palabra “palabra” porque realmente es un libro donde uno puede aprender una cantidad gigantesca de vocabulario (todavía más si tu léxico habitual es bastante sencillo, como el mío). De hecho, uno de los PROS a favor de él, es ese. Y posiblemente, algún día lo vuelva a leer de principio a fin, solo por el placer de encontrarme con nuevos términos.

Y volviendo a lo que decía de sentimientos encontrados, diré que a pesar de que no me gustaba en sí la narración de la historia, con un único personaje -Auri- sin interacción más que con ella y su propio mundo, no he podido evitar sentirme identificada por su concepción y respeto hacia todo lo que la rodea. He descubierto mi yo interior del pasado, de cuando era una niña y lloraba en silencio al ver que algo se rompía, o que no se trataba como es debido. En La música del silencio, todo, absolutamente todo, tiene sentimientos. Y no solo eso, también un lugar en el mundo que lo hace perfecto. Y un orden que le da armonía.

¿Y por qué a su vez me ha decepcionado? Tal vez porque esperaba algo de continuidad con sus obras anteriores (El nombre del viento y El temor de un hombre sabio) aunque también en el prólogo te anticipa el autor que para nada es una continuación. Es un relato totalmente ajeno, aunque más todavía -si cabe- de comprender si no has leído los otros dos.

¿Es posible leerse sin haber leído nada de la trilogía antes? Pues a pesar de que se aconseja que no, mi opinión es que SÍ, porque como ya he dicho, tiene pero no tiene que ver con la otra historia. Y si quieres leer un libro completamente fuera de lo común, éste es el tuyo.

El final todavía me ha dejado más desconcertada, o mejor dicho, desilusionada. No estaría recomendado la lectura del libro sino fuera porque después de todo aparece una nota de autor bastante larga donde Patrick cuenta el por qué de la historia. El cómo se convenció de que sería publicada. Y finalmente, el por qué de escribirla. A veces tenemos unas historias en la cabeza que hasta que no son escritas no podemos continuar con ninguna otra. A MÍ ME PASA, así que todos mis respetos hacia esta singular y extravagante historia sobre Auria y la Subrrealidad (si no te has leído los otros dos, no entenderás ese último término, pero no seré yo quien te hable al respecto).

Por último, os dejo un párrafo. Uno cualquiera, pues no hay ninguno más interesante que otro, ni menos. Ni más detallado, ni menos. Ni más extraño, ni menos.

Debería haber tenido más cuidado con el mundo. Ella conocía la naturaleza de las cosas. Sabía que sino pasabas siempre ligero como un pájaro, el mundo se derrumbaba para aplastarte. Como un castillo de naipes. Como una botella contra la piedra. Como una muñeca fuertemente agarrada por una mano con el aliento cálido y con olor a deseo y a vino.