John Boyega | Cine y drama

No suelo hacer entradas al blog a menos que sea para anunciar la subida de un nuevo vídeo en mi canal de youtube, así que el hecho de que anoche me acostara a las tantas viendo una película en Netflix de John Boyega tiene toda la culpa de esto.

El año pasado vi Detroit. Tenía en mente ir a verla al cine en cuanto salió, pero de esto que lo vas dejando pasar porque los días que puedes al final te surge alguna otra cosa, y entonces la quitan de la cartelera en todos los cines de tu ciudad y te quedas con las ganas. Así que al final me la compré cuando salió disponible y la vi en casa. Me fascinó. En todos los sentidos. Tanto a nivel de trama, como de actuación y guión (Mark Boal), y eso que yo no soy ninguna experta. Me pareció realmente angustiosa, por lo que la dirección (Kathryn Bigelow)y realización de la película, según mi humilde opinión, fue de 10. Me hizo sentir parte de la injusticia de aquellos años, de aquellas revueltas. (Basada en los disturbios de Detroit en 1967)

Anoche me pasó algo parecido; vi en Netflix Imperial Dreams. Estaba saltando por las recomendaciones y me apareció esta película diciéndome que si me gustó Código de silencio y Un hermano famoso me gustaría. Así que allá que fui yo, a por un dramón, porque si ya de por sí me gusta el drama, hay días que lo necesito. Como que me lo pide el cuerpo. Y nada, otra maravilla interpretada por John Boyega,que habla sobre ser negro, pobre y expresidiario en Estados Unidos.

Si os gustó Detroit, no dudéis ni un segundo en ir a ver la película. Por cierto, no sé quién es el niño que interpreta al hijo del protagonista, pero también me ha parecido una actuación maravillosa. Y cuánto feeling entre ellos dos juntos.

Un joven regresa a casa de la cárcel lleno de sueños, como disfrutar de su hijo y ser escritor, pero el delito, la pobreza y el sistema ponen en riesgo sus planes.(FILMAFFINITY)


Advertisements